Ya estuvimos en el año 2012, pero hemos vuelto de nuevo a la Peña de Surta, esta vez en travesía. Sábado 18 de Marzo.

Ya estuvimos en el año 2012, pero hemos vuelto de nuevo a la Peña de Surta, esta vez en travesía. Sábado 18 de Marzo.

Foto de familia en la salida de Sarsa de Surta. Cámara de Josan Juste

El Tozal de Surta (1.348 m.) es un montículo situado en “tierra de nadie” en la parte norte del Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara como vigilante del núcleo de Sarsa de Surta. La ascensión a su cima es una corta excursión con unas vistas excepcionales hacia las cumbres del Pirineo.

Se puede ascender por varias rutas siendo las más comunes desde Sarsa de Surta (884 m.) o desde Las Bellostas (1.110 m.), pero nosotros para hacer más completa la excursión vamos a realizar una travesía partiendo de Sarsa de Surta y terminando en Las Bellostas.

Preparando la marcha junto a la torre e iglesia de Sarsa.

Situados en la entrada del pueblo caminaremos unos 50 metros por la calle principal para tomar a la derecha un sendero señalizado con balizas de madera pintadas de verde. Pasaremos por unas casas y una era y un poco más adelante dejaremos a nuestra izquierda un depósito de agua. A los quince minutos cruzaremos una pista para continuar ya por senda ascendente hacia la visible Peña.

La Peña, ya visible desde Surta.

La pendiente es continua pero muy suave y transcurre entre vegetación mediterránea compuesta por boj, erizón, aliaga, etc. salteada por quejigos y encinas que apenas producen sombra. Después de una hora de camino alcanzaremos un collado a donde llega una pista que viene del Tozal de Asba. Estupendas vistas de las laderas del cañón de Balcés con la ermita de Santa Marina situada justo delante encima de un bosque de hayas y quejigos. Otro poste indicador señala el ascenso a la Peña.

Progresando en perfecto orden.

Un sendero claro con alguna baliza avanza hacia la base de la muralla bajo la que andaremos hasta su extremo oriental, donde hay un abrigo natural en la pared y un paso estrecho que deja atrás las paredes inaccesibles de la Peña y nos permite darle la vuelta. Una fina senda entre matorrales nos llevará en poco tiempo hasta la cima del Tozal de Surta (1.348 m.).

Pasando por debajo de la Peña.

 

La Peña de Surta vista desde el camino que viene de Sevil en febrero 2009. JML

La cima, señalizada con mojones de piedra, es una planicie de caliza salpicada de bojes y se observanrestos de muros posiblemente de un antiguo castillo. Según consta en archivos de la DPH parece ser que “El lugar y castillo de Surta fueron ocupados por los cristianos en 1.055 en tiempos de Ramiro I y en 1137 residió Ramiro II. El núcleo de Surta, muy anterior a Sarsa de Surta, se encuentra extinguido y los vestigios de su castillo se situarían sobre esta Peña pero para su correcto conocimiento se precisaría una intervención arqueológica más profunda.

El grupo en la cima de la Peña de Surta.

 

Mojón cimero con Treserols y su Puntón (Monte Perdido) de fondo.

Por fotografías realizadas por Lucien Briet a principios del siglo XX, se sabe que la torre era de planta pentagonal y se situaba sobre lo alto de una cresta, aunque fue dinamitada en 1920 para utilizar sus sillares en la construcción de viviendas”.

Ave rapaz captada por la cámara de Manolo.

Impresionantes vistas hacia todo el macizo pirenaico: Turbón, Cotiella, Tres Sorores, Sestrales, Mondoto, Castillo Mayor, Peña Montañesa … También de la meseta denominada “tierra del bucho”: Sarsa de Surta, Paules de Sarsa, Santa Maria de la Nuez, Arcusa … y el cercano Tozal de Asba y la Sierra de Balcés con el barranco de su mismo nombre, etc. etc.

Almorzando y descansando un rato sobre la Peña. Javier Carnicer

Para el regreso descenderemos hasta el collado por donde subimos donde estaba el poste indicador pero ahora giraremos a la derecha dirección Las Bellostas. El sendero es muy claro, baja un poco, llanea un buen tramo, pasa por un pequeño barranco seco que desciende hasta el Balcés y tras una ligera subida que discurre entre paredes de piedra que separan antiguos campos de cultivo termina justo a la entrada de Las Bellostas (1.110 m.).

Llegando a las Bellostas con su iglesia al fondo. Javier Carnicer

José Ramón Monclús
CAS-NABAIN

Enlace a todas las fotos de José María Lafuerza:
 
Idem, a las de Manolo Hernández: